Código Ético

Siwax Group tiene el total convencimiento de que un comportamiento ético en los negocios es vital para una buena práctica de trabajo y para la credibilidad de una compañía ante sus interlocutores: clientes, proveedores, empleados, servicios externos y, en general, el contexto económico total en el que opera.

Hemos por tanto decidido adoptar el siguiente Código Ético para definir formalmente los principios del comportamiento correcto, la confianza, la integridad y la transparencia a los que la compañía siempre ha aspirado.

 

  1. PRINCIPIO BÁSICO

Un compromiso claro desde las Compañías a someterse a las leyes y regulaciones en vigor en el país en el que operen.

 

  1. RELACIONES CON EL CLIENTE

Las Compañías se comprometen a construir una relación con sus clientes que no solo se base en un elevado nivel de profesionalidad, sino que también se caracterice por la honestidad, el respeto, la dignidad, la cortesía y un continuo esfuerzo para responder a sus necesidades y colaborar de manera efectiva.

Todas las Compañias del Grupo Siwax aspiran a ser un colaborador digno de confianza y, con este principio en mente, aportar una alta calidad tanto de producto como de servicio. La satisfacción del cliente es nuestro objetivo principal.

 

  1. RELACIONES CON LOS PROVEEDORES

Todas las relaciones con los proveedores y socios deben adherirse tanto a las normativas nacionales como a las internacionales en lo que se refiere a una competencia saludable, a los servicios ofertados de la calidad, el beneficio, y, por último aunque no menos importante, de las relaciones de negocio.

Las Compañías y sus suministradores trabajarán juntas para construir una relación basada en la colaboración y la confianza mutuas.

 

  1. RECURSOS HUMANOS

Los recursos humanos son un ingrediente indispensable para la existencia, el desarrollo y el éxito de una compañía. Por esta razón, las compañias del Grupo Siwax protegen y promueven el valor de su fuerza de trabajo con el fin de fortalecer y mejorar la profundidad y la competencia de las habilidades de todos y cada uno de los trabajadores en el ámbito de la Compañía.

Por lo tanto, las Compañías se comprometen a:

  • Garantizar condiciones de trabajo adecuadas y dignas para su personal.
  • Promover la inclusión y la igualdad de oportunidades.
  • Rechazar cualquier forma -directa o indirecta- de discriminación, ya sea racial, religiosa, política, sexual o de cualquier otra índole.
  • Negarse a realizar negocios con organizaciones que empleen trabajadores menores de edad y trabajo infantil.
  • Permitir el acceso a todos los empleados a la información y a la formación con el fin de potenciar sus habilidades específicas y mantener su profesionalidad.
  • Asegurar una remuneración justa, equitativa y adecuada.
  • Desarrollar de manera objetiva y cuidadosa todas las oportunidades de promoción y sustitución del personal.
  • Mantener la confidencialidad de todos los datos personales en cumplimiento de la legislación aplicable y limitar el acceso a datos a propósitos legítimos de negocio.

Las Compañías esperan de sus trabajadores que demuestren:

  • Espíritu de equipo con una actitud dinámica y constructiva, deseo de aprender y habilidad para asumir responsabilidades sobre todos los aspectos relacionados con su papel.
  • El cumplimiento con toda la legislación aplicable y las políticas de las Compañías.
  • La representación exacta y clara de cualquier hecho o transacción, que incluya, sin excluir a otros, los informes financieros y de contabilidad.
  • Respeto y corrección hacia las Compañías incluyendo, entre otras prácticas, evitar cualquier actividad de competencia y/o conflicto de intereses.
  • Una oposición enérgica a cualquier forma de soborno o corrupción en las relaciones con proveedores o terceros.
  • Respeto y corrección hacia colegas y compañeros evitando, entre otras prácticas, el acoso personal, el abuso, el acoso laboral, la discriminación, la intimidación, etc.
  • Responsabilidad al someterse a las reglas de la confidencialidad al manejar la información de las Compañías, información estratégica, así como cualquier otra información que no sea de dominio público, con independencia de si su difusión beneficia o no a terceros.
  • Salvaguardar y usar adecuadamente los bienes y recursos de las Compañías (incluyendo internet y las cuentas de correo electrónico), exclusivamente para propósitos laborales.

Los empleados a cuyo conocimiento llegase cualquier sospecha de mala conducta, acoso o acciones malintencionadas deben de manera inmediata informar sobre tales hechos a sus supervisores, a un miembro de la Dirección o al Departamento de Recursos Humanos.

 

  1. SALUD Y SEGURIDAD EN EL PUESTO DE TRABAJO

Las Compañías están comprometidas con la promoción y la consolidación de una “cultura de la seguridad”, potenciando la atención a los riesgos y fomentando el comportamiento responsable de todo el personal, trabajando a la vez en la protección de la salud y la seguridad, sobre todo, desde el punto de vista de la prevención.

Las Compañías trabajan para salvaguardar la protección de sus trabajadores a través de:

  • La introducción de un sistema integrado de control del riesgo y la seguridad.
  • Una continua evaluación del riesgo, de los niveles críticos de los procesos y de los recursos de protección.
  • El uso de las más actuales tecnologías y equipos de protección.
  • La monitorización y actualización de los métodos de trabajo.
  • Una formación apropiada y continua.

Todos los trabajadores y colaboradores deben respetar absolutamente las reglas y tareas exigidas por la legislación en relación a la salud, la seguridad y al medioambiente, y respetar cualesquiera medidas o requisitos internos.

 

  1. PROTECCIÓN DEL ENTORNO

Las Compañías operan con el máximo respeto al territorio en el que están localizadas, con una atención continua a la preservación de los recursos y a la minimización del impacto ambiental de todos sus procedimientos, sistemas y materiales en uso.

 

  1. PROTECCIÓN DE DATOS

Toda la información, datos, y conocimientos adquiridos, utilizados y gestionados en las actividades diarias de negocio deben mantenerse estrictamente confidenciales, adecuadamente protegidos y no deben ser usados, comunicados o divulgados, interna o externamente, sin la debida observación de los procedimientos de la compañía y del Reglamento 679/16 sobre protección de datos (“GDPR”), tal y como esté implementado en los países en los que las compañías operen.

Las Compañías gestionan la información personal en su poder de una manera justa y sensible, y de un modo que respeta y protege los derechos individuales. Las compañías reconocen que una importante proporción de su negocio se basa en un uso cuidadoso y en la protección de información que pertenece a sus empleados, clientes y candidatos. Estos individuos y organizaciones deben confiar en la capacidad de las Compañías de gestionar su información de forma responsable, y de acuerdo con el GDPR.

El GDPR establece un equilibrio justo entre los derechos individuales (ya sean de los clientes, candidatos, consultores o empleados) y la habilidad de las organizaciones para manejar información personal con propósitos relacionados con sus legítimas actividades de negocio. El GDPR estipula ciertas etapas que organizaciones como las Compañías deben realizar, incluyendo que los procesos y operaciones de negocio estén diseñados teniendo los requisitos de privacidad en consideración, y observando restricciones y estándares concernientes a la seguridad, la retención, el uso y la divulgación de la información personal.

Todos los trabajadores y colaboradores deben observar cuidadosamente estos principios de privacidad, tal y como se especifican en las diversas políticas internas e instrucciones establecidas por las compañías, con el objetivo de mantener esta disciplina en las actividades de los trabajadores que deban ser consideradas parte de este código ético.